Espacios Pop-up

 Se trata de seleccionar, diseñar, instalar y gestionar una amplia variedad de “espacios pop-up”.  Un “espacio pop-up” es cualquier superficie, interior o exterior, que pueda ser destinada a acoger exposiciones temporales y/o eventos de promoción, organizados por marcas, empresas, instituciones, etc.

El concepto “pop-up store” se basa en una instalación temporal (unos días o unas semanas) que irrumpe en pleno centro neurálgico del entorno elegido, y juega con el factor sorpresa para alimentar la curiosidad del consumidor.  Con el “pop-up store” no sólo se pretende vender un producto, sino proporcionar experiencias y momentos exclusivos, creando entornos inusuales y sorprendentes. El carácter efímero y exclusivo de estos fugaces espacios de venta constituye un anzuelo irresistible para los ávidos consumidores exigentes, a la vez que revitaliza el pulso comercial del centro de la ciudad.

Los posibles usos comerciales de estos espacios son innumerables, y admiten el libre juego de la imaginación: pruebas o demostraciones de producto, diseños independientes, venta de stocks de temporada, productos exóticos, productos de lujo, objetos de merchandising, ofertas inmobiliarias, ofertas turísticas, ferias, comercios de internet…



Sin duda, aquí existen una oferta y una demanda cuyos intereses pueden llegar a converger:

 

- Unos propietarios ansiosos por recuperar la productividad de sus locales, actualmente vacíos y sin visos de re-ocupación (al menos, a corto o medio plazo).

- Unas marcas o negocios “ubicuos” y/o con ofertas de carácter estacional, que se benefician de un mayor impacto y visibilidad, sin renunciar a la flexibilidad que supone concentrar sus acciones en un corto espacio de tiempo, reduciendo así el riesgo de su inversión. En particular, los negocios de e-commerce pueden desvirtualizar y tangibilizar su oferta, consiguiendo una mayor confianza por parte de los potenciales compradores. A la vez que ofrecen a su público una imagen de vanguardia tecnológica que favorecerá su estrategia de marca.

- Junto a ambos, unas Corporaciones Locales que no consiguen revitalizar el pulso comercial del centro de las ciudades, cada vez más pobladas de locales cerrados y escaparates vacíos. Todo ello, acompañado de una legislación recientemente aprobada que favorece esta clase de aperturas rápidas, sin necesidad de previa licencia.

 

Pero no sólo el comercio local o las grandes marcas. En “temporada baja”, estos espacios pueden llegar a acoger muchas otras actividades, menos comerciales, que no encuentran otra ubicación adecuada: exposiciones itinerantes, actuaciones independientes de teatro o música, atracciones infantiles, talleres, ferias, actividades recreativas… En estos casos, la renta a percibir por los propietarios sería mucho más modesta, y quizás tendría que venir complementada por algún tipo de apoyo por parte de la Corporación Local.



  • 793
  • 1
  • 1

Creado por

orbeliano

orbeliano

Evaluaciones de viabilidad

Aún no hay evaluaciones.

Puntuación promedio ~

Evaluaciones técnicas

Aún no hay evaluaciones.

Puntuación promedio ~

Comentarios

Para mantener la alta calidad de los contenidos, debes acceder para dejar un comentario

1 comentario

  • communitymanager
    14 de octubre 16:58

    Interesante idea orbeliano, además los espacios Pop-up están muy de moda por su enorme utilidad. Gracias por compartir tu idea

Las cookies nos permiten ofrecerte nuestros servicios y mejorar tu experiencia como usuario. Más información